Periodistas con derechos, obligaciones y garantías ¿en la constitución mexicana?

paparazzi-1

Por: Javier Vite

La constitución mexicana  plasma en varios de sus artículos puntos medulares de acceso a la información, la libre manifestación de las ideas, la relación que deben guardar los funcionarios de todos los estratos de gobierno con la información de cada una de sus áreas al ser organismos públicos y también la protección a los datos personales, pero que aunque expresamente se detalla que se debe guardar en todo momento sus clausulas para su respeto y ejecución, en México no siempre es así.

En este texto hablaremos de aquellos párrafos que se marcan en la carta magna de la nación mexicana y que llevan una especial relación con los que nos dedicamos al periodismo en México, pues aunque de manera periódica participamos en la labor de informar a nuestra comunidad de los hechos que acontecen, también es cierto que la profesión va mas allá de una simple declaración y me refiero a la obligación que el estado mexicano debe tener para transparentar su actuar desde los diversos ordenes de gobierno, pero también el desconocimiento de las leyes que nos amparan para conseguir los datos que logren revelar ciertas anomalías plasmadas, hacen que en ocasiones nuestra integridad este en riesgo.

Es cierto que la ley nos protege incluso del propio medio de comunicación al que escogimos para plasmar la realidad, pero también lo es, el  que nos dejamos llevar ante un desconocimiento general de lo que podemos hacer, sin caer en el abuso o incluso en el poder factico que nos otorga la sociedad al tener un grado de influencia entre los que nos leen, escuchan y ven.

Para poder entender la dimensión tenemos que remitirnos al primer artículo donde todo aquel que es mexicano tiene derechos, obligaciones y garantías para luego partir directamente al Artículo Quinto, donde a pesar de que en la actualidad se pretende exigir una cédula profesional para realizar cualquier actividad, la carta magna es clara y solo deberá ser obligatoria para la autoridad ante la que se postula o litiga en representación de una parte afectada, el cliente,  la contraparte o algún tercero en juicio como parte del mismo, ya que el hecho de tener la cédula de alguna profesión no le da derechos de exigirse para un trabajo, ya que se establece una libertad de ejerce la actividad que uno deseé siendo lícita, y que en cada estado de la república se señalará que actividades requieren un título para su ejercicio profesional, aun que realmente existe un registro nacional en la SEP, en donde se encontramos todos los profesionistas titulados con cédulas y posgrados reconocidos.

ASALTO A LA LIBERTAD

Ya entrando en materia, el artículo sexto deja muy claro que la manifestación de las ideas no tendrá una repercusión judicial o administrativa, a no ser que viole la moral, los derechos de terceros o que provoque algún delito, por lo que este debe ser un punto que todos los dedicados a esta noble profesión deben tener en cuenta, para exigir que se respete, se cumpla y en su caso se sancione, sin caer en los excesos, pues todo tiene una norma, recordemos que desde la asunción en el año 2000 de Vicente Fox como presidente de la república se manifiesta una apertura a la “critica” en los medios de comunicación, pero parece que fue tomado también para denostar, descalificar e incluso insultar a un detractor, por lo que la regulación en la materia debe quedar clara, pues desde la publicación de Ley de Imprenta en 1917 no se actualiza, ni reforma y mucho menos se acata, pues al parecer quedo suspendida en el limbo ante el miedo a legislar en la materia, pues esto podría ser la tumba política de algún legislador con aspiraciones personales y no de una comunidad.

Y me remito a dicha ley porque dentro de este artículo en mención deja en claro un punto: el derecho de réplica, que basta decir, que quien la conoce no la ejercer a plenitud o simplemente la ignora y lo plantea a su criterio, mientras quien la desconoce simplemente la menciona sin darse cuenta del gran poder que tiene, pues es el principal vinculo de la sociedad con la prensa, ya que establecer que: La rectificación que haga el aludido en un periódico tiene que publicarse al día siguiente de que se ha recibido y “en el mismo lugar y con la misma clase de letra y demás particularidades” con que se hizo el texto cuya corrección se pretende. Esa disposición prácticamente nunca se cumple y de manera expresa señala que quien la incumpla puede ser castigado con prisión de hasta dos años y multa que puede llegar a mil pesos (hay que recordar que las sanciones pecuniarias, como el resto de la Ley, corresponden a parámetros de hace más de ochenta años).

LENTE SANGRIENTO

Tras este artículo otro de ellos base es el siete, el cual señala textualmente “Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquiera materia. Ninguna  ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. En ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento del delito”, a pesar de que no ha sido adecuada a la actualidad que vive el país, es de reconocer que muchos se pasan este artículo “por el arco del triunfo” pues basta ver el número de periodistas despedidos de sus medios por no mantener la “línea” del medio que ahora la mayoría responde a los poderes de las entidades por el lado económico y no para el verdadero fin, además de los asesinatos y el encarcelamiento de quienes con su pluma han denunciado a las cúpulas del poder, por ser “incómodos” al sistema a pesar de que la constitución en su artículo 8 los obliga a respetar este ejercicio de información.

Otro con mucha relación al ejercicio periodístico, el artículo 16 constitucional establece que el ciudadano tiene derecho a manifestar su oposición con los supuestos de excepción para el tratamiento de sus datos, por razones de seguridad nacional, disposiciones de orden público, seguridad y salud pública o para proteger los derechos de terceros, lo cual es adecuado, pero que ahora, parece que poco lo toman en cuenta, pues es constante en medios informativos especializados en nota roja, la publicación imágenes donde se atenta contra una persona al adjetivar incluso hasta su fisonomía, aunque también podemos apreciar una violación sin sanción de aquellos gobiernos o entes disfrazadas de cuerpos de seguridad para intervenir teléfonos o incluso conversaciones privadas, sin que hasta el momento se haya sancionado a los que realizan estas prácticas a pesar de que por la vía constitucional está expuesto.

monopolios

Aunque con poca relación periodística, pero si con enfoque a los que pretenden ser los dueños o empresarios de un medio de comunicación, la constitución siempre se ha pronunciado en su artículo 28, contra de los monopolios y es claro ver que de manera hegemónica  solo un par de medios tienen las concesiones privadas para explotar el espectro y no conforme con eso, han incursionado en las telecomunicaciones.

Y aunque no parezca, las jornadas de un periodista son excesivas pero también adictivas, por eso que se puede ver a integrantes de esta profesión superar las horas y condiciones de trabajo esto a pesar de que el propio mandamiento de la nación en su artículo 123 deja claro que toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil y donde son 8 horas las estipuladas, pero además en la mayoría de los casos son salarios mínimos y en pocas ocasiones se les impide agruparse en sindicatos, tener un seguro médico o incluso acceder a créditos de vivienda por no estar dados de alta en una nomina al cobrar solo por honorarios.

Por lo que en conclusión, aunque en ocasiones las herramientas para dignificar esta labor están estipuladas, el desconocimiento de ellas permite que muchos involucrados, omitan los derechos, obligaciones y sobre todo las garantías de un profesional de la comunicación, incluyendo el mismo periodista.

Video: Reportero, la vida de los periodistas mexicanos asesinados por cárteles

Video: Marchan periodistas mexicanos contra inseguridad

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Academia, Marco Jurídico de Medios

2 Respuestas a “Periodistas con derechos, obligaciones y garantías ¿en la constitución mexicana?

  1. I’m still learning from you, while I’m trying to reach my goals. I certainly enjoy reading everything that is posted on your blog.Keep the aarticles coming. I enjoyed it!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s