¡Guerra de colores!

Javier Vite

¿Cuándo los colores de mi patria se convirtieron en promoción partidista? Desde que tengo uso de razón en todas las escuelas por las que cursé me enseñaron a respetar la insignia nacional, sus colores y su escudo, hasta que un día durante mi enseñanza primaria unos compañeros hacían la reflexión y nos cuestionamos ¿Por qué un partido usa los colores de mi bandera?
Esa pregunta dio muchas vueltas en el aula hasta que la profesora nos explicó que eran colores usados en la “revolución” y un partido con afanes “nacionalistas” lo hizo para crear una identidad, luego conforme fui creciendo me di cuenta que en algunas comunidades se usaba como blanco para elecciones.

Cuando camino por la ciudad y con tantos colores que existen en mi patria resulta asombrante la aparición de los colores de la bandera mexicana, como si se tratase de un esquema de mercadotecnia al estilo Estados Unidos y según recuerdo la Secretaría de Gobernación prohibe el uso comercial de nuestro lábaro patrio.

Esto se los cuento, porque desde hace unos meses en Cancún al parecer existe una guerra por ver qué color predomina más y con ello a cuántos se logra convencer de que las cosas “se hacen bien”, sin que esto me genere algún motivante y en su lugar solo ideas irónicas sobre el asunto.
Es claro que se busca identificar a un partido que gobierna o cuál pretende gobernar un municipio, cuya población se ha convertido en botín de muchos; esto ha generado que en los últimos días, jóvenes integrantes del movimiento #yosoy132 iniciará una campaña en redes sociales para denunciar lo que acontece en la ciudad con los colores del tricolor, pues parques con identidad propia, colores pensados por comités vecinales e incluso juegos, piedras y bancas donde me siento a reflexionar, descansar o tratar de cambiar al mundo, ahora solo parece “fiesta patria”.
Con decirles que ahora hasta para vestirme pienso en no salir de algún color parecido porque hasta mi mente llegó un hartazgo de ver hasta escuelas con ese color.
Solo espero que esto no se torne en una situación peor, porque sé de muchos vecinos que están enojados por eso, ya que consideran que los colores no son los más apropiados o de qué se trata ¿Ahora nos impondrán los colores que nos gustan?
Como insisto siempre, al final de cuentas esta es una percepción personal y usted al final tiene la última palabra. Si la vida me lo permite, nos leemos y escuchamos pronto; no olviden dejar en su rostro una gran sonrisa y que EL ROCK DE LA VIDA SE MANTENGA EN SUS VENAS ¡YEAH! \m/
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s